10 razones para estudiar sueco.

10 razones para estudiar sueco

Saber idiomas es un conocimiento que nunca pasa de moda. Cualquier idioma, por muy pequeño que sea, te puede aportar cosas positivas a tu vida. Y el sueco, desde luego, no es uno de los pequeños, si lo vemos desde un punto de vista global. Te animo a leer estas 10 razones para estudiar sueco, y que al final me dejes un mensaje y me cuentes cuál te ha parecido más interesante.

Razón #1

El sueco es idioma oficial en dos países – Suecia y Finlandia. Es un idioma germánico, con lo cual tiene ciertas cosas en común con el inglés y el alemán, pero mucho menos de lo que la gente generalmente cree. Pero tiene una función «comodín» entre los idiomas escandinavos, ya que un suecohablante puede entender y hacerse entender también con daneses y noruegos. Un idioma = cuatro países.

Razón #2

Es muy útil saber sueco incluso fuera de Escandinavia. Zonas como Mallorca, las Canarias, Alicante o Málaga reciben muchos turistas suecos cada año. Hay muchos profesionales españoles que se ven beneficiados si aprenden aunque sea un sueco básico y parcial: camareros, abogados, médicos, personal de inmobiliarias, etc.

Razón #3

Por muy extraño que parezca, el sueco es un idioma muy popular entre estudiantes en otros países. En algunas zonas de Estados Unidos vive una gran cantidad de descendientes de emigrantes suecos, que luchan por mantener viva su herencia sueca. El sueco además se estudia en más de 220 universidades fuera de Suecia, por ejemplo en Alemania, Polonia, Estados Unidos y la China.

Razón #4

¡No hay nada como leer una novela en su versión original! Mientras vas aprendiendo el idioma también aprendes cosas de la cultura del país, y al leer una novela tal como lo escribió el escritor vas a descubrir matices y detalles que no pillabas en la versión traducida, simplemente por desconocer esas referencias culturales.

Razón #5

Suecia es un país con grandes músicos. Muchos cantan en inglés, pero otros muchos no. Si sabes sueco puedes entender las letras de tus canciones favoritas. También hay grandes cineastas que hacen películas en sueco. Sin saber el idioma no puedes entenderlas del todo, porque los subtitulos, por razones técnicas, muchas veces presentan una versión abreviada de los diálogos.

Razón #6

Si quieres estudiar en una universidad sueca tienes que aprobar el examen de ingreso llamado «Tisus». En él se mide tu nivel de dominio del sueco académico, para ver si realmente podrías seguir tus estudios con el ritmo requerido. Pocas universidades tienen cursos en inglés.

Razón #7

¿Tienes hijos y te resulta complicado conciliar tu vida profesional con tu vida familiar? En Suecia no te pasaría eso. Durante el primer año de vida de un niño no puede estar en la guardería, porque se considera que el mejor sitio de un bebé es en casa con sus padres. El Estado sueco permite a los padres quedarse en casa hasta 450 días, con parte del sueldo y con la garantía de poder volver al mismo puesto de trabajo que antes de la baja parental. Los padres disponen de esos días como ellos mismos quieren, y pueden repartirlos entre los dos como mejor les viene.

Razón #8

La situación laboral es mucho mejor en Suecia que en España, por ejemplo. Una vez consigas un contrato fijo, tienes mucha estabilidad laboral. Si tienes que trabajar horas extra o de noche, cobras un plus por eso. Tienes la flexibilidad de poder ajustar tu horario de trabajo a las necesidades de tus hijos. Eso sí, para conseguir un trabajo fijo son pocos los puestos que no te exigen un dominio del idioma sueco. Las decisiones importantes se suelen tomar en conjunto, y para poder velar por tus intereses tienes que hacerte entender, y en sueco, obviamente. Así que si quieres trabajar en Suecia y no estás estudiando sueco, ponte las pilas, porque ahora con el Coronavirus también en Suecia ha subido la tasa de paro y hay más gente competiendo por menos puestos.

Razón #9

¡Si nunca has viajado por Suecia te lo recomiendo! Suecia es un país limpio, con una naturaleza alucinante, con buenos medios de transporte y un turismo que funciona. Lo único malo es que es caro, sobre todo la capital, Estocolmo. Si hablas el idioma puedes aprovecharte de ofertas que no traducen al inglés, y así ajustar mejor el presupuesto. Además, si hablas el idioma tienes la posibilidad de conocer a nativos que te pueden contar cosas sobre los lugares que visitas.

Razón #10

Si hay un concepto sueco que ahora es conocido a nivel internacional, es «fika». Es tanto un sustantivo – «café con algo» como un verbo «tomar café con algo». Permite relajarse por unos minutos, mientras tomas tu café, conversas con tus amigos o compañeros de trabajo, y crea lazos de amistad y de cooperación. Es tan importante, que muchas empresas lo incluyen en el contrato de trabajo. Si tienes una buena relación con tus compañeros de trabajo, el ambiente laboral también va a ser más positivo, creando sinergias. De esta manera se fomenta «el buen rollo» y se evitan los conflictos.

Estas son 10 razones para estudiar sueco, pero estoy segura de que tú tienes muchas más. Déjame un comentario y dime porque TÚ quieres aprender sueco o si ya lo estás estudiando. Seguro que puedes encontrar otras 10 razones (o más) para estudiar sueco. El enlace de los comentarios está aquí abajo.

Si ya estás estudiando el idioma, seguro que estos consejos sobre la inmersión lingüística te van a ayudar mucho para que tu sueco despegue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *