¡Hasta la bruja de Pascua lleva su cafetera! – Sueco Médico Online
La Semana Santa sueca es diferente: no hay procesiones, hay brujas de Pascua.

¡Hasta la bruja de Pascua lleva su cafetera!

En Suecia y la parte de Finlandia donde se habla sueco existe una tradición muy curiosa, la de la bruja de Pascua. Recibe diferentes nombres en diferentes regiones: «påskkärring», «påskkäring», «påskakäring» y «påskhäxa».

Según la creencia popular sueca >> la bruja, «häxa», era una mujer con poderes sobrenaturales y mágicos. Tenía la posibilidad de hacer tanto el bien como el mal, es decir, usaba tanto la magia blanca como la magia negra. En muchos casos se trataba de curanderas y parteras, mujeres con un conocimiento amplio de las plantas y sus usos. Por eso no estaban mal vistas, porque eran las únicas que podían curar enfermedades y asistir a las mujeres en el parto.

Pero en la Edad Media cambió la forma en que se veía a las brujas. La Iglesia empezó a perseguirlas, diciendo que habían recibido sus poderes del Diablo al hacer un pacto con él. Además, al ser mujeres libres e independientes no entraban en la definición de lo que era una «buena mujer» de la época.

Blåkulla

Se creía que las brujas se reunían con los brujos y el Diablo una vez al año, en Jueves Santo, para hacer rituales y hechizos y tener una orgía. El lugar elegido era la isla de Blåkulla, a la que sólo se puede llegar volando en una escoba. Es decir, es un lugar imaginario. Existe un lugar en la provincia de Estocolmo que se llama Blåkulla, pero no tiene nada que ver con las brujas.

La tradición de la bruja de Pascua

No se sabe exactamente cuando surgió la tradición de disfrazarse de bruja de Pascua en Jueves Santo, pero se cree que a mediados del siglo XIX. Al principio eran adultos que se disfrazaban de brujas en la noche de Sábado Santo, pero con el tiempo pasó a ser una tradición para los niños.

Los niños y las niñas se disfrazan de brujas de Pascua y van a las casas de los vecinos a llevarles regalos, normalmente un dibujo o una tarjeta para felicitarles la Pascua. Es fácil reconocer a una «påskkärring» porque siempre llevan un vestido o falda, un delantal y un pañuelo en la cabeza. Llevan la cara pintada: las mejillas rojas con carmín y un montón de pecas. Además suelen llevar una escoba y una cafetera de las antiguas. Porque obviamente, ¡también las brujas necesitan tomar su «fika» aunque estén de camino a encontrarse con el Diablo!

La Semana Santa sueca

La Semana Santa sueca tiene muy poco que ver con la religión cristiana. En este post >> puedes leer sobre las demás tradiciones de la Pascua y lo que se come – y por qué. Y si quieres recetas para preparar una cena muy sueca el Sábado, te recomiendo esta página >>.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustan las galletas? A mí también, y si es con café mejor. Estas cookies virtuales no se sirven con fika, pero son igual de importantes. Acéptalas para que tu visita a esta web sea mejor.    Ver Política de cookies
Privacidad