La vida de Cecilia Vasa y su escándalo más grande – Sueco Médico Online
La vida de Cecilia Vasa. Parte 2.

La vida de Cecilia Vasa y su escándalo más grande

La semana pasada escribí un post sobre la vida de Cecilia Vasa >>, pero hay mucho más que contar sobre esta mujer fascinante. Siempre hizo lo que quería y pasaba olímpicamente de si los demás estuvieran de acuerdo o no.

¿Quién era Cecilia Vasa?

Era la hija favorita del rey sueco Gustav Vasa. Cecilia nació en 1540 y por lo que se sabe llevó una vida normal de princesa de su época hasta cumplir los 19 años.

En la boda de su hermana mayor conoce al hermano del novio y los dos se enamoran locamente. Tanto que inician una relación a escondidas. En esa época la gente no se casaba por amor sino para crear alianzas entre reinos y familias nobles. Los dos jóvenes tienen las hormonas alborotadas y una noche son descubiertos en la cama de Cecilia. ¡Escándalo nacional!

Cualquier otra persona aprende de la experiencia y decide mantener un perfil bajo el resto de su vida. Pero Cecilia no.

En 1564 se casa con Cristóbal II de Baden-Rodemachern. Tienen seis hijos, todos varones. Tanto él como ella son amantes de las fiestas, la ropa cara y las joyas. Viven como reyes en Inglaterra, se endeudan y se ven obligados a huir a Baden-Rodemachern. Al final vuelven a Suecia en el año 1571 con el permiso del rey sueco, Juan II, hermano de Cecilia.

Cristóbal vuelve a Baden-Rodemachern y Cecilia y los hijos se quedan en Suecia. Hasta aquí llegamos la semana pasada.

Cecilia, viuda a los 35 años de edad

La vida de Cecilia Vasa es en apariencia tranquila estos años. Oficialmente es ama de casa pero a escondidas se dedica a la piratería. Sus piratas atacan sobre todo a barcos ingleses y rusos pero también a barcos daneses, lo cual crea tensión entre Suecia y Dinamarca.

Cristóbal murió en 1575 y los familiares de él robaron los documentos que acreditaban el derecho de Cecilia a la herencia.

Cecilia tampoco se llevó bien con sus hermanos. Intentó recuperar el dinero que le correspondía y pedía dinero prestado por aquí y por allá.

Cecilia Vasa se convierte al catolicismo

En 1576 se convirtió al catolicismo, por razones políticas y económicas. Quería acceder a la herencia de su difunto marido. No parece haber molestado a nadie, a pesar de ser Suecia un país protestante. Será que ya estaban todos acostumbrados a las excentricidades de Cecilia. Además, el rey Juan II vio grandes ventajas para la situación política de Suecia.

Francisco de Eraso y Cecilia Vasa

Cecilia hizo amistades importantes en el mundo católico del momento. Gracias a estos contactos llegó el emisario español, Francisco de Eraso, a Estocolmo en 1578.

El rey Juan II quiso una alianza con España. Tramaron un plan para ocupar Copenhague, deportar a los daneses de la capital a las colonias españolas en América y posicionar a españoles en los puestos estratégicos en Dinamarca, para así poder controlar las rutas de comercio entre Europa y las Américas, el Mar Báltico y el Mar del Norte. Las negociaciones entre España y el rey Juan II de Suecia fracasaron.

Cecilia tuvo más suerte en sus negociaciones con Francisco. Tanta suerte que Juan se enfadó y le mandó en arresto domiciliario a Francisco. Le prohibió a Cecilia que tuviera comunicación con Francisco, pero obviamente eso no le impidió a Cecilia organizar una reunión con él. Cecilia fue descubierta y se decretó un busca y captura en toda la ciudad de Estocolmo. Cecilia fue detenida pero quedó impune. Esto para Cecilia ya fue la última gota y decidió que ya no quería seguir viviendo en Suecia.

Cecilia vuelve a Baden-Rodemachern

Poco después de salir Cecilia de territorio sueco fue puesto en libertad Francisco de Eraso. Francisco y Cecilia se encontraron por el camino a Baden y vivieron juntos un tiempo.

En 1579 llegó Cecilia al condado de su difunto marido con la intención de recuperar las tierras que le correspondían a ella en herencia. No tuvo mucha suerte en las negociaciones hasta que su hijo mayor, Eduardo Fortunato, fue nombrado margrave / marqués de Baden-Rodemachern en el año 1588.

¿Viuda – y embarazada?

El escándalo más grande fue sin duda alguna el hecho de quedarse embarazada, varios años después de quedarse viuda. Se supone que el padre de la hija de Cecilia fue Francisco de Eraso. Cecilia quería tener a su hija, pero su hijo Eduardo Fortunato le quitó a la niña nada más nacer y la entregó a un convento de monjas.

No se sabe casi nada de la hija de Cecilia. Se hizo monja y eligió el nombre de Charitas. No fue hasta el año 1622 que Cecilia y su hija pudieron conocerse.

Cecilia pasó el resto de su vida viajando y con una intensa vida social. Se metió en problemas constantemente por pedir dinero prestado y no devolverlo. Varias veces tuvo que huir de sus acreedores.

Sus seis hijos legítimos murieron todos antes que ella. Cecilia murió en Bruselas en el año 1627, a la edad de 87 años.

Sin duda alguna, la vida de Cecilia Vasa era tremenda. Seguramente hubo más mujeres como ella, pero como hasta hace poco la historia siempre se escribía desde la perspectiva de los hombres, las mujeres siempre fueron relegadas a un segundo plano.

Si quieres conocer más suecos famosos que tuvieron un impacto en la sociedad de su momento, encuentras los posts aquí >>.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustan las galletas? A mí también, y si es con café mejor. Estas cookies virtuales no se sirven con fika, pero son igual de importantes. Acéptalas para que tu visita a esta web sea mejor.    Ver Política de cookies
Privacidad