Cecilia Vasa, una princesa de escándalo – Sueco Médico Online
Cecilia Vasa es conocida como la "Princesa de los Escándalos". Descubre por qué.

Cecilia Vasa, una princesa de escándalo

Hoy en día no nos sorprenden los titulares sobre los escándalos montados por herederos e influencers, pero si crees que eso es algo de ahora estás muy equivocado. Había una princesa sueca, Cecilia Vasa, que rompió todos los moldes y vivió realmente a su manera, a pesar de la época y la sociedad.

La hija de Gustav Vasa

Gustav Vasa vivió entre 1496 y 1560. Fue el primer rey de Suecia, al unir el país y liberarlo del dominio de Dinamarca. Disolvió la Unión de Kalmar e independizó a Suecia. Es un rey que ha dejado mucha huella en la sociedad sueca.

Tuvo once hijos legítimos, de dos matrimonios. De todos sus hijos, la favorita era la princesa Cecilia. Dicen que era la más guapa de sus hijas – y desde luego la más rebelde.

Cecilia nació en 1540 y aprendió a hablar alemán, porque era el idioma de la corte en ese momento. Como todas sus hermanas recibió una buena educación: cómo comportarse en público y cómo ser una buena esposa. Casarse en esa época era un asunto de política y el rey tuvo grandes planes para todas sus hijas.

La boda de su hermana Catalina

Catalina, la hermana mayor de Cecilia, se casó con Edzard II de Frisia Oriental, un condado en lo que hoy en día es Alemania. La boda se celebró el 1 de octubre de 1559 en Estocolmo. Fue una boda a lo grande.

Después de la boda Catalina se mudaría a Frisia Oriental para vivir con su marido. En esa época mudarse era algo complicado, sobre todo si eras de la nobleza, porque no eran solo los novios que se tenían que trasladar sino también la servidumbre. Viajar entre Suecia y Frisia Oriental era un viaje de varios meses.

Cecilia y Juan

Cecilia tenía 19 años cuando Catalina se casó. Durante la boda conoció al hermano menor del novio, Juan de Frisia Oriental. Él tenía 21 años. Debe de haber sido un flechazo total, porque se enamoraron locamente. Pero la gente en esa época no se casaba por amor.

Cecilia y Juan viajaron con los recién casados para hacerles compañía.

«Vadstenabullret», el Escándalo de Vadstena

La comitiva llegó al Castillo de Vadstena a mediados de diciembre. El hermano mayor de las princesas, Magnus, vivía allí e invitó a los recién casados que celebraran la Navidad con él.

En la noche del 17 de diciembre pillan los guardias a Juan medio desnudo en la habitación de Cecilia. ¡Qué escándalo! El hermano mayor de Cecilia, Erik, manda detener a Juan inmediatamente. Se dice que incluso lo mandó castrar como venganza por la ofensa cometida.

¿Por qué se hizo tan famoso este hecho?

Hasta ese momento, el rey Gustav Vasa, había conseguido mantener todos los secretos de la corte sin que se enterase el pueblo sueco. Quería mantener un perfil bajo.

Cuando Gustav Vasa se enteró de lo que había pasado se derrumbó y parece que el impacto de la noticia le afectó tanto que nunca se recuperó del todo. Murió unos meses más tarde.

El príncipe Erik aprovechó la ocasión y se sospecha que fue él quién se chivó sobre lo ocurrido. El pueblo se burló de Cecilia y la consideraron una cualquiera.

Juan de Frisia Oriental pasó unos meses en prisión hasta que por fin fue liberado y pudo volver a su casa. Nunca se casó y no tuvo hijos.

Catalina no pudo seguir el viaje hacia Frisia Oriental, por el estado de salud tan delicado de su padre. Tuvo que volver a Estocolmo junto con Cecilia y toda la comitiva. Catalina no pudo reunirse con su marido hasta el año 1561.

Para salvar el honor de Cecilia se propuso que se casara con Juan, pero Gustav Vasa se negó. Antes de liberar a Juan, le llevaron a Estocolmo para comparecer ante el rey y el gobierno para jurar en público que no había pasado nada con Cecilia y que ella seguía siendo virgen.

¡El Rey ha muerto, viva el Rey!

Cuando Gustav Vasa murió, su hijo Erik se convirtió en rey con el nombre Erik XIV. También se le nombró tutor legal de sus hermanas solteras, entre ellas, Cecilia.

A Cecilia le encantaban las fiestas. Se ve que no aprendió nada del Escándalo de Vadstena, porque siguió por el mismo camino. Fiestas, alcohol, sexo… Todo un reto para la sociedad de su época.

Erik quería casar a su hermana cuánto antes, para quitarse esa responsabilidad de encima, pero no resultó tan fácil. Al final consiguió casarla con el marqués Cristóbal de Baden-Rodemachern. Se casaron en Estocolmo en 1564. Cecilia recibió de herencia la ciudad sueca de Arboga.

Cecilia Vasa y la vida de casada

Cecilia sintió una gran admiración por la reina Isabel I de Inglaterra y aprendió inglés para poder mantener correspondencia con ella. La reina les mandó una invitación a los recién casados para que la visitaran en Londres. Cecilia aceptó encantada y se pusieron de camino. Tardaron casi un año en llegar.

La estancia en Londres no fue sólo una visita de cortesía. Cecilia tuvo dos misiones secretas – por un lado, conseguir una alianza entre Suecia e Inglaterra y por otro lado, contratar piratas para atacar barcos daneses, alemanes y polacos (los enemigos principales de Suecia en ese momento). Cecilia tuvo dos barcos que se dedicaban a la piratería.

A Cecilia y a Cristóbal les encantó la vida en Inglaterra – fiestas, ropa cara, joyas…. Vivían como reyes. Desgraciadamente no tenían los recursos necesarios para ese estilo de vida y terminaron endeudados. Tuvieron que huir para intentar escapar de sus acreedores. Aún así, tuvo que empeñar su ropa y sus joyas para poder pagar el viaje a Baden-Rodemachern.

Cecilia pasó cinco años viviendo en Baden-Rodemachern, hasta que la situación política resultó demasiado peligrosa para ella. Ella era protestante y la zona donde vivían estaba controlada por católicos.

Cecilia Vasa vuelve a Suecia

El rey Erik XIV permitió que la familia de Cecilia, Cristóbal y sus seis hijos volviesen a Suecia en 1571.

Pero poco tiempo después se separaron Cecilia y su marido. Cristóbal volvió a Baden-Rodemachern para contratar mercenarios para la guerra entre Suecia y Rusia.

Pero hay mucho más que contar sobre Cecilia Vasa…

No creas que Cecilia ahora que tiene más de 30 años se va a tranquilizar y vivir feliz como ama de casa. No, para nada. Pero eso da para otro post, así que la semana que viene podrás leer la segunda parte de la vida fascinante de la «Princesa de los Escándalos». Un spoiler – el escándalo más grande llegaría unos años después de su regreso a Suecia. No te pierdas la segunda parte, el Jueves que viene.

Si quieres conocer a otros suecos famosos, los tienes aquí >>.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustan las galletas? A mí también, y si es con café mejor. Estas cookies virtuales no se sirven con fika, pero son igual de importantes. Acéptalas para que tu visita a esta web sea mejor.    Ver Política de cookies
Privacidad