comprar tu propia casa

Comprar una casa – la tercera opción

Si ya llevas un tiempo en Suecia y estás seguro de que te quieres quedar en el país, igual es el momento de plantearte la posibilidad de comprar una casa.

Mucha gente empieza por alquilar un piso >>>, luego se compra un condominio >>> y finalmente, una casa. Cada tipo de vivienda tiene sus ventajas y sus desventajas.

Comprar una casa propia, ya sea para vivir en ella o como casa de vacaciones, es una decisión muy grande y hay que conocer bien las leyes que rigen la compraventa de propiedades para no llevarse un disgusto.

Comprar una casa, paso a paso

  • Habla con el banco para hacer cálculos. Si el banco considera que tienes solvencia económica te puede hacer una promesa de préstamo, «lånelöfte». Significa que se comprometen a prestarte el 85% del precio total de la casa. El resto, el 15%, lo tienes que poder pagar tú, al contado, porque es la entrada, «kontantinsats». La promesa de préstamo es gratuito y tiene una validez de seis meses. En caso de no encontrar una casa en ese plazo tendrás que hacer el papeleo de nuevo y pedir otra promesa de préstamo.
  • Haz una lista de las cosas importantes para tí: ubicación, tamaño de la casa, transporte público, colegio cerca, tiendas y otros servicios, distancia de tu trabajo, etc. Haz otra lista con las cosas que no aceptarías, como por ejemplo, una autopista cerca.
  • Busca casas en páginas tipo Hemnet >>> o en las páginas de los agentes inmobiliarios. Si te gusta alguna, visítala. Visita muchas casas. No se agotan, siempre aparecen casas a la venta. Tómate tu tiempo.

¿Ya has encontrado la casa de tus sueños? ¿Está a la venta?

  • Ahora empieza la parte más importante – la investigación. La ley sueca dice que el comprador tiene la obligación de asegurarse de que la casa está en buenas condiciones. Después de la compra no tienes derecho a reclamarle nada al vendedor, así que ¡saca la lupa y ponte manos a la obra! Infórmate de si la casa está hipotecada, si el vecino tiene derecho a aparcar su coche en tu garaje, cómo está construida la casa, si tiene goteras, humedades, el estado de las tuberías y la instalación eléctrica. Todo, absolutamente todo. Visita la casa varias veces si es posible, pasea por el barrio, habla con los vecinos…. Es recomendable contratar a un experto que revise la casa. Comprar una casa no es tarea fácil.
  • Si te sigue gustando la casa, entras en la fase de la puja, «budgivning». Puede que no seas el único interesado. El agente inmobiliario es quien lleva la puja. Cuando termine el plazo, es el dueño quien decide el comprador. No es obligatoriamente la persona que ofreció más dinero.
  • ¡Bingo! ¿Ganaste la puja? Entonces la casa será tuya el día que firmes el contrato de compraventa en la oficina del agente inmobiliario. Ese día se paga el 10% del precio de la casa al contado y se decide la fecha para la entrega de las llaves.
  • La entrega de las llaves se suele hacer en el banco, porque en ese momento se hace una transferencia de la cantidad total (menos la entrada) del precio de la casa a la cuenta del vendedor.

Como ves, comprar una casa en Suecia es un gran compromiso, con mucho dinero por medio, pero a la larga suele ser la opción más económica. Mi recomendación es que te asesores muy bien antes de dar el paso, y que visites muchas casas hasta dar con la que realmente es la perfecta para tí y tu familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *