Con este paso a paso dejarás de hacerte un lío con "hem" o "hemma"

El lío de “hem” o “hemma” explicado en 3 pasos

La gramática sueca no es complicada, pero hay ciertos errores que se repiten constantemente y no sólo entre principiantes sino también entre personas que llevan años viviendo en Suecia. “Hem” y “hemma” suelen crear bastante confusión. Por eso, hoy te lo voy a aclarar con un paso a paso para que nunca más tengas que dudar entre «hem» o «hemma».

Pero antes de explicarte cómo hacerlo correctamente, vamos a ver cuál es el error y qué es lo que entiende un suecohablante cuando te expresas así.

Si quieres decir “voy a tu casa” en sueco y lo traduces tal cual sale “jag går till ditt hus”. Esto para un sueco significa “voy a tu edificio, pero no a tu casa” y claro, se preguntará por qué no subes a su casa ya que has ido hasta su portal…

Tampoco suena bien decir ”Jag går till ditt hem”, aunque se entiende mejor.

¿Sueles cometer estos errores? ¿Te resulta difícil acertar si es “hem” o “hemma? Mira estos pasos y verás que no es tan complicado.

Paso 1: Determinar el sujeto

El sujeto puede ser un pronombre personal, un nombre propio o un sustantivo indefinido o definido.

Paso 2: Determinar el tipo de verbo

En este contexto tenemos que clasificar los verbos en dos grupos:

a) verbos de movimiento / desplazamiento

b) verbos de no movimiento / estáticos

Esto es importantísimo, porque aquí es donde la mayoría comete errores. Así que presta mucha atención, si entiendes esta parte no tendrás más problemas con «hem» o «hemma»:

Si se trata de un verbo de movimiento, tipo “gå” (= ir a pie), ”springa” (= correr), ”cykla” (= ir en bicicleta), ”hoppa” (= saltar) o cualquier otra acción que signifique desplazarse de A a B, tenemos que usar la forma ”hem”.

Si se trata de una acción que hacemos normalmente en un lugar cerrado, como “läsa” (= leer), ”äta” (= comer), ”sova” (= dormir) o ”göra läxorna” (= hacer los deberes), usamos la forma “hemma”.

Si el sujeto de la acción va a su casa o se encuentra en su casa no necesitamos hacer nada más, sólo elegir si vamos a usar «hem» o «hemma».

”Jag går hem” (= Voy andando a mi casa)

”Pelle cyklar hem” (= Pelle va en bici a su casa)

”Vi springer hem” (= Vamos corriendo a nuestra casa)

”Jag är hemma” (= Estoy en mi casa)

”Eva äter lunch hemma” (=Eva come en su casa)

”De gör läxorna hemma” (= Hacen los deberes en su casa)

Pero si el sujeto va a la casa de otra persona o se encuentra en casa ajena, necesitamos también el tercer paso.

Paso 3

Necesitamos determinar de quién es la casa. Esto no se hace con un posesivo, como en español, sino agregando al dueño en forma de objeto directo después de “hem” o “hemma”.

El objeto puede ser un pronombre personal, un nombre propio o un sustantivo indefinido o definido.

Veamos unos ejemplos

“Jag går hem till dig” (= Voy andando a tu casa)

”Du cyklar hem till mig” (= Vas en bicicleta a mi casa)

”Barnen springer hem till mormor” (= Los niños van corriendo a la casa de la abuela)

”Ellen dricker kaffe hemma hos honom” (= Ellen toma café en la casa de él)

”Vi äter middag hemma hos dem” (= Cenamos en la casa de ellos)

”Han lagar mat hemma hos mig” (= Él cocina en mi casa)

Resumiendo

Estas son las fórmulas:

  • sujeto / verbo de movimiento / HEM = la casa es del sujeto
  • sujeto / verbo de movimiento / HEM TILL / objeto directo = la casa es del objeto directo
  • sujeto / verbo de no movimiento / HEMMA = la casa es del sujeto
  • sujeto / verbo de no movimiento / HEMMA HOS / objeto directo = la casa es del objeto directo

¿Conocías estas fórmulas? Ahora que las conoces, aplícalas y verás que pronto te expresas mejor.

Si también te haces un lío con los posesivos, te puede interesar este post >>.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *