Julbocken, una cabra de paja, tiene un lugar importante en las tradiciones suecas.

¿Qué tiene que ver una cabra con la Navidad?

Antiguamente no era Papa Noel quien traía los regalos de Navidad en Suecia sino “julbocken” («la cabra de Navidad»). Esta figura de la creencia popular está relacionada con la religión de los Vikingos. El dios de los truenos, Thor, viajaba por el firmamento en un carro tirado por dos cabras.

La cabra se empezó a relacionar con la Navidad en el siglo XVII. Los jóvenes de los pueblos se juntaban e iban de granja en granja representando una obra de teatro donde uno de ellos iba disfrazado de cabra. La cabra era un personaje malo, parecido al Coco en otras culturas. A cambio, los granjeros les daban comida, alcohol y algo de dinero.

Se cree que la costumbre de decorar las casas con una cabra de paja y cintas rojas viene de la época en que se mataba una cabra para celebrar el fin de año de labranza.

En el siglo XIX apareció el fenómeno de los regalos de Navidad y como ya existía la figura de la cabra, pasó de ser malo a ser quien traía los regalos. Mucho más tarde apareció la figura de Papa Noel. En la parte suecohablante de Finlandia sigue siendo julbocken quien trae los regalos.

Gävlebocken

Desde que en el año 1966 se construyó el primer “Julbock” de paja en la ciudad de Gävle, “Gävlebocken” se ha convertido en una tradición anual que atrae a muchos turistas a la ciudad. Mide 13 metros de alto y 7 metros de alto.

Puedes ver imágenes de cómo se construyó Gävlebocken este año >>.

También es una tradición intentar quemar la cabra antes de tiempo y todos los años se hacen apuestas para ver cuántos días logra sobrevivir.

La población de Gävle se desvive por su cabra y grupos de voluntarios la vigilan día y noche para salvarla de las llamas.

Creo que es la cabra más famosa del mundo y como tal, obviamente tiene sus redes sociales: página web >>, Twitter >> e Instagram >>.

Si acabas de encontrar mi blog o si hace tiempo que no lo visitas, puedes ver todos los posts relacionados con la Navidad sueca en esta página >>.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *