La parte más personal de un regalo son las rimas para regalos.

¿Te animas con las rimas para regalos?

¿Pensabas que elegir el regalo perfecto era lo más complicado? Envolverlo en un papel bonito y poner un lazo. Quizá poner una etiqueta «Para X de parte de Y». Pues no. Si estás en Suecia te falta el último paso, las rimas para regalos.

La idea de las rimas para regalos de Navidad es dar una pista sobre lo que contiene el paquete pero tiene que ser una pista rimada. Antes de abrir el regalo hay que intentar adivinar el contenido con la ayuda de la pista. No es tan fácil como parece.

¿Qué contienen estos paquetes? «Con esto, vibro», «Para tomar una copa o una sopa, te regalo esta…» y «Podrás echar muchas millas y saltar muchas sillas con estas …». Son rimas malísimas, lo sé. Es para ilustrarte cómo suelen ser las rimas para regalos, normalmente tan malas, tan malas que dan un toque de humor a la entrega de los regalos.

Rimas regaladas

La noche del 23 de diciembre suele haber «uppesittarkväll» en la tele. Es un programa que dura varias horas y que reúne a escritores, periodistas y músicos, personas que tienen el don de encontrar las palabras adecuadas. Los telespectadores pueden llamar al programa o mandar mensajes para decir qué van a regalar y el panel de expertos les ayuda con la rima.

Muchos youtubers también hacen sus vídeos especiales:

Algunas ONGs piden a famosos que colaboren y hagan programas apoyando sus causas. Aquí Manfred y Hampus regalando rimas.

El programa «Bingolotto» es como ir al Bingo pero a lo grande. Llegó a ser un movimiento importante en Suecia, con la venta de cartulinas de Bingo por todas partes. Todos los años hacen un programa especial el 23 de diciembre >> donde mezclan rimas para regalos, música y obviamente, el bingo.

¿Alguna vez has intentado escribir pistas en tus regalos? Es una costumbre divertida, sobre todo porque a casi todos se nos da muy mal. Además, da un toque más personal al regalo, porque demuestra que te has tomado el tiempo para pensar en qué escribir. Este año, más que nunca, necesitamos esos detallitos de amor y cariño. ¿Por qué no lo incluyes en tus costumbres navideñas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *